Archivo de la etiqueta: Asociación Mundial de Radios Comunitarias.

LOGITO2

Comunicado de AMARC ante Decreto de TV Digital del 31 de diciembre de 2012

Montevideo, 14 de Enero de 2013

El cambio de tecnología en la televisión parecía ser una buena oportunidad para la democratización de las comunicaciones en el país y modificar la  grave concentración de medios que existe en poder de 3 grupos económicos desde hace más de medio siglo. La digitalización permite ampliar la cantidad de canales, y además en cada canal permite emitir varias señales estándar (iguales a la que se transmiten actualmente), o ampliar la gama de servicios a ofrecer en el mismo canal.

El decreto de TV Digital del Poder Ejecutivo de mayo de 2012 es un avance importante en el sentido que habilita el ingreso de nuevos medios  televisivos en los tres sectores: público, comercial y comunitario. Este decreto respetó la adjudicación de los actuales operadores asignándoles una señal a cado uno para mantener la transmisión en calidad estándar, la misma señal que transmiten actualmente.

Además de mantener el derecho de los actuales operadores, el decreto ya preveía la adjudicación de un canal completo a cada uno, es decir el derecho para proveer más servicios de los que tienen adjudicados actualmente.

Esta adjudicación se realizaba en forma directa, sin competencia con el resto de los interesados. Si bien esta adjudicación para nuevos servicios a los mismos 3 operadores de siempre era discrecional, el decreto al menos exigía cumplir los mismos requisitos a todos los operadores y se utilizaría el mecanismo con audiencia pública y evaluación de la propuesta por parte del Comisión Honoraria Asesora Independiente (CHAI). El CHAI es un órgano en el que está representado el gobierno, los operadores comerciales y las organizaciones sociales, por lo que su participación es un avance muy importante en la democratización y transparencia en la adjudicación de frecuencias.

Además de los privilegios que ya les otorgaba el decreto de mayo de 2012, el 31 de diciembre, y luego de presiones de los dueños de los actuales canales de televisión, se ha dictado un nuevo decreto que excluye a las empresas Monte Carlo TV, Sociedad Anónima Emisora de Televisión y  Anexos y Sociedad Televisora Larrañaga de la evaluación de su proyecto por parte del CHAI, así como de la realización de una audiencia pública,
adjudicándole, sin más requisitos un canal completo.

En el mismo sentido el decreto del 31 de diciembre cambia las condiciones de la renovación para la primera vez, dónde sólo se evaluará el plan de comunicación, sin tener en cuenta la existencia de otros interesados. Considerando los 15 años de la adjudicación inicial, que ya es desmedida, esta modificación en los hechos genera adjudicaciones por 25 años.

Estas modificaciones alteran profundamente el espíritu del decreto inicial, manteniendo privilegios a los históricos dueños de los medios de comunicación en Uruguay.

La concentración mediática sigue siendo un problema en Uruguay y nos preocupa que no haya una definición política clara en terminar con esto. Como sabemos la concentración mediática es una violación expresa a la libertad de expresión.

AMARC Uruguay

María Belén Itza – Representante Nacional

Heber Morena – Área Legislaciones

amarc

Declaración de Brasilia.

Monopolios son barrera principal para la diversidad y democracia en redes y medios de comunicación en la era de la convergencia

En Brasil, jueves 22 de noviembre de 2012.- Líderes de radios comunitarias de los cinco continentes, académicos, activistas por la libertad de expresión, representantes de periodistas y corresponsales de prensa nos hemos reunido para debatir sobre los desafíos que imponen los cambios tecnológicos para las radios comunitarias, en pos de ampliar las libertades y derechos a la comunicación de la ciudadanía.

La experiencia en muchos países, en especial Argentina y Uruguay, nos ha mostrado que el campo legislativo ha resultado clave para avanzar en cambios que garanticen los derechos ciudadanos en el ámbito de las comunicaciones y los medios. Construir opinión colectiva e influir es requisito para impulsar las transformaciones. Atendiendo a esta situación la Conferencia Mundial AMARC 10, se propuso la conformación de un Programa Global de Legislaciones y Derecho a La Comunicación de la red mundial de radios comunitarias (AMARC), cuyo objetivo sea defender y promover el establecimiento de condiciones favorables para el funcionamiento eficaz de las radios comunitarias a nivel de políticas, legislación y reglamentos.

Los cambios en las comunicaciones están en marcha y el sector social comunitario debe posicionar un lugar y constituirse como referente, para que los actuales debates sobre radio y TV digital y convergencia tecnológica, se instalen bajo la óptica de la democracia y el derecho a la comunicación.

Vivimos un periodo de crisis global cuyo repertorio de respuesta desde los poderes ha sido, hasta ahora, mayor concentración de transnacionalización y verticalización de la propiedad. En las comunicaciones y los medios, la banca ha entrado con fuerza y lidera la propiedad en la mayoría de los países. Este fenómeno que ya es una realidad en el sistema tradicional de medios (prensa escrita,radio y televisión analógicas), arremete con mayor propensión a la concentración y al abuso de posiciones dominantes, en el marco de la convergencia digital con las telecomunicaciones y las redes informáticas.

Hoy es clave el lugar de las operadoras de telecomunicaciones y de las proveedoras de conexión de TV por cable, ya que es cada vez más masiva la producción y distribución de contenidos informativos y de entretención a través de las redes de telefonía y de servicios de Internet. Estos sectores presentan altos niveles de concentración y una tendencia creciente a la formación de conglomerados transnacionales.

Esta realidad plantea complejos desafíos a los Estados para su regulación en distintos niveles. En particular Internet, depende de una infraestructura que es propiedad de las telefónicas y de distintos intermediarios entre los procesos de producción de contenidos y su circulación social. Los relatores de Libertad de Expresión han manifestado su preocupación en relación a la necesidad de preservar y garantizar los derechos de los usuarios a la libre expresión, al acceso a la cultura, a la privacidad y a no ser discriminados cuando hacen uso de las redes.

El escenario de los cambios está abierto en la radiodifusión sonora y es un reto para AMARC, tomar posición e influir para que la aplicación del principio de bien público a las actuales y emergentes plataformas sobre las cuales se produzcan y distribuyan contenidos en formato auditivo, sean el fundamento de las legislaciones que aseguren el derecho a la comunicación y la libertad de expresión de la ciudadanía, en especial de los sectores que han estado excluidos de este campo : las mujeres, los pueblos originarios, las comunidades aisladas y pobres.

Estos son los desafíos para el Programa Global de Legislaciones y Derecho a la Comunicación que hoy presentamos, el cual es depositario del acumulado de conocimiento, prácticas de lucha y defensoría de los derechos humanos que han protagonizado las radios comunitarias en las Américas, Asia, Africa y Europa

Por último el Programa , busca contribuir al reforzamiento de experiencias en países donde el contexto de libertad de expresión es particularmente difícil y hay oportunidades para avanzar en los procesos de democratización y de libertad de expresión a través de las radios comunitarias.

Las manifestaciones de malestar social ante las desigualdades que impone el modelo de libre mercado , han proliferado en todo el mundo y junto con éstas han crecido las restricciones a la libertad de expresión, la criminalización de la protesta, la obstrucción a la labor de periodistas y las acciones de censura directa e indirecta, así ocurrió en los países árabes, en Asia, en América Latina, los Estados Unidos y ahora en Europa. Los aquí reunidos , hacemos un llamado a la sociedad civil y a los movimientos sociales mundiales a tomar un lugar en la lucha por el DDHH a la comunicación, y así hacer posible el sueño de otro mundo con más libertades y con más derechos.